Cuando el día tenga 25 horas

13 marzo 2017
Entonces sí, cuando el día tenga 25 horas, porque ahora no, ahora no me da, no llego, siempre se me quedan tareas colgadas, suelo irme a la cama con la triste sensación de no haber hecho lo previsto o al menos como se debería haber hecho.

Leo esos manuales de autoayuda que tratan el tema de gestión del tiempo, y ahí estoy reflejado, haciendo siempre lo no urgente y no importante, o lo urgente y no importante, o en todo caso, lo urgente e importante, porque nunca estoy con lo no urgente e importante, dado que al final, mi deficiente gestión me lo convierten en urgente. ¿El premio? La insatisfacción.

¿Alguien me ha entendido? ¿Quién se reconoce en estas afirmaciones?

El ser humano, por vocación natural, disfruta con lo que hace, pero esto no es posible cuando no le gusta lo que ha hecho.

Veamos qué es lo que ocurre ¿El tiempo se gestiona? Pues no, el tiempo es un espacio concreto de nuestra vida, que ni se debe acortar ni alargar voluntariamente, no se puede interactuar sobre él, no es manejable ni conducible, lo que se gestiona es aquello con lo que llenamos ese espacio.

El tiempo es … quedémonos con esta definición de la RAE, “magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro, y cuya unidad en el sistema internacional es el segundo”.

Y aquí está el quid de la cuestión, ¿cómo ordenamos esas acciones que sin ninguna duda, si realizamos, lo debemos hacer dentro de ese espacio, llamado tiempo, en unos segundos determinados?
Una tarea realizada, fuera de su espacio natural y apropiado, o con una duración desproporcionada a la necesaria, nunca puede ser perfecta y no aportará satisfacción a su creador.
Sí, el día tiene 24 h y te dediques a lo que te dediques, aquí somos todos iguales, nadie vive más de 24 h al día, menos si, y esta es la clave que ayuda al buen aprovechamiento del tiempo, que puedes durar menos de 24 h. Pero ya hablaremos de eso.

¿Por qué unos consiguen hacer mucho más que otros? La eficiencia ¿Por qué unas personas son más productivas que otras durante un mismo espacio temporal, y muchas veces ante secuencias de sucesos similares?

Veremos con qué recursos contamos para que el reparto de sucesos durante un día laboral tipo sea lo más eficiente posible como para terminarlo diciendo “ha valido la pena vivirlo”.

Seguiremos…



Gabi Martínez
Dtor Martínez Abad Consultores
Economista
g.martinez@martinez-abad.es
www.martinez-abad.es
Twitter: @gabimartinez_1
Síguenos en redes sociales
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ